Cómo dibujar manos

Una de las trabas mas comunes al momento de dibujar nuestros personajes son las manos. Naturalmente nos resulta mucho mas fácil dibujar un rostro, pero no debemos olvidar que las manos pueden ser mucho mas expresivas, así que no es bueno ocultarlas tras el personaje o dibujarlas dentro de los bolsillos.

El trabajo en el lenguaje corporal de nuestro personaje va a ayudarnos a que todo sea mas expresivo y por lo tanto, mas real.

Para dibujar manos, antes que nada debemos observarlas. Todo buen dibujante es un buen observador , por lo que siempre es bueno conocer la realidad para luego poder representarla correctamente.  

Muchas veces tomar puntos de referencia conocidos nos pueden facilitar el trabajo. En el caso de las manos, es bueno saber que el tamaño de la mano es aproximadamente el mismo que el del rostro.  Por lo tanto, si ponemos el borde la nuestra mano en nuestro mentón, podremos notar como los dedos llegan un poco mas alto que nuestras cejas. Este dato es muy importante para tener en cuenta cuando queremos obtener un dibujo realista.

Otros puntos de referencia que podemos tener en cuenta antes de comenzar son con respecto a la misma mano. Por ejemplo, el tamaño de los dedos es similar al tamaño de la palma. El largo del pulgar pasa el punto dónde los dedos se conectan con la palma.  Si abrimos todos los dedos, notaremos que forman un arco imaginario.

Dibujando una mano con los dedos juntos

Teniendo en cuenta las referencias de proporciones y tamaños, podemos empezar a dibujar nuestra mano.  Comencemos dibujando las formas básicas, siempre dibujando con líneas separadas los dedos de la palma. La parte de los dedos tendrá una forma de “cúpula”, mientras que la palma puede ser  la mitad de un círculo. Para ubicar el pulgar, dibujaremos una curva que corte la parte inferior derecha del medio círculo que hicimos para representar la palma. Veremos que desde la línea media podremos dibujar fácilmente los dedos, sabiendo de antemano que todos tienen diferentes tamaños. Para completar la mano, solo tenemos que dibujar la unión del pulgar con la muñeca. Repasamos las líneas definitivas y añadimos los detalles de las uñas, arrugas, etc.

Dibujando una mano con los dedos separados

Para dibujar la mano con los dedos separados, podemos tomar como punto de partida las mismas formas básicas que usamos para dibujar la mano anterior, solo que esta vez dibujaremos el dedo pulgar apuntando hacia afuera de la mano. Luego, desde la punta de la “cúpula” que dibujamos para los dedos, trazamos una curva. En la línea media podremos marcar las diferentes uniones de los dedos, que luego uniremos con la curva superior que trazamos anteriormente. Nuevamente dibujamos la muñeca conectándola con el pulgar y para terminar trazamos la pequeña “red” de piel que se extiende entre dedo y dedo.  Repasamos las líneas definitivas y añadimos los detalles de las uñas, arrugas, etc.

Dibujar manos pasa a ser una tarea sencilla luego de que las conocemos. Es importante practicar y dibujar todas las que podamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *